El visual nos vende un concepto a través de las imágenes y puede convertir conceptos en algo concreto.

El concepto de venta evoluciona con los sentidos, por ello en la actualidad la empresa debe cambiar a la par con los gustos del consumidor fortaleciendo su Visual Merchandising.

La competencia y la cantidad de alternativas que ofrece el mercado hacen que sea imprescindible lograr captar la atención de los consumidores. Para ello, el visual merchandising debe transmitir cierta energía y despertar los sentidos del comprador, de tal forma que apenas puedan resistirse a coger los artículos y llevárselos a casa.

Cuando hablamos de visual merchandising nos referimos a todas las acciones a nivel de imagen comercial que podemos llevar a cabo para atraer la atención de los clientes, tanto en la fachada y escaparates de las tiendas como en el interior de las mismas.

Cómo conectar con el cliente

La reacción de compra no se produce de forma inmediata siempre, pero es fundamental lograr captar por unos segundos la atención del público, si consigues estimular su percepción y mantener por un momento su atención sobre alguno de tus productos, se producirá la conexión con tu marca y tu tienda.

La tienda es un conjunto y la estrategia o tema visual que presentes en el escaparate debe ser el mismo que se encuentre el cliente cuando entra en el establecimiento, nos referimos con esto a elementos decorativos, colores y carteles.

La iluminación es otro pilar para una correcta percepción visual de tu establecimiento, dentro y fuera de la tienda y para completar este recorrido por los sentidos de nuestros clientes se recomienda estimular el sentido del oído con música que cree ambiente, acorde una vez más, en ritmo y volumen con el estilo de vuestra marca y cliente objetivo.

Visual Marketing y Visual Merchandising

El Visual Marketing refiere a las señales visuales como logotipo, isotipo, letreros, señalización, folletos que deben ser ubicados y estudiados estratégicamente por nosotros como diseñadores del espacio interior y exterior completo ya que somos responsables de la relación entre un objeto, producto o servicio y el contexto donde se coloca para que su imagen sea relevante en el usuario.

Asimismo, el visual marketing nos vende un concepto a través de las imágenes visuales y puede convertir conceptos en algo concreto, por lo tanto, ayudará a la gente a la recordación de marca y al mensaje en el momento de comprar.

Para finalizar, el visual marketing se ha dado desde siempre que ha existido un local comercial con una identidad y con el tiempo esta corriente no deja de crecer y mejorar.